Unos de los momentos más felices de mi infancia-adolescencia que recuerdo con mucho cariño, eran los días que mi padre me llevaba a mi cuarto de estudio un café, recuerdo con aquel detalle con gran cariño, siempre era cuando me levantaba muy temprano para estudiar, todavía me viene el recuerdo del sabor de aquellos cafés, al evocarlo me invade una felicidad con bordes de nostalgia y alegría.

 

Todas las historias son reales y están publicadas bajo el consentimiento escrito de las personas. Si existe cualquier problema, ponte en contacto con admin@autocoaching.es


IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft (información aquí).



Pulsa aquí para estar más motivado y saber más sobre liderazgo personal, coaching y comunicación

Pin It on Pinterest

Share This