Me case muy joven y mis dos primeros hijos fueron varones. Años después hubo un tercer embarazo. Yo no quería saber el sexo del bebe por temor a que sea otro varón. Cuando ya era la última ecografía que hacían a mi esposa unas semanas antes del parto, el doctor me dijo si al final quería saber el sexo. Acepte. Entonces me dijo que era una niña y fue uno de los momentos más felices de mi vida. Grité como loco. Semanas después, el día del parto, no pude estar en la clínica, porque estaba dando un examen en una maestría. Cuando regresé a la clínica y vi a mi esposa junto a la bebe, ¿qué creen que hice? ¡Le saque la ropa y el pañal para comprobar que lo me había dicho el doctor era verdad…! De esto ya han pasado casi 15 años, y mi preciosa Gaby es el amor de mi vida.

 

Todas las historias son reales y están publicadas bajo el consentimiento escrito de las personas. Si existe cualquier problema, ponte en contacto con admin@autocoaching.es

 


IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft (información aquí).



Pulsa aquí para estar más motivado y saber más sobre liderazgo personal, coaching y comunicación

Pin It on Pinterest

Share This