Fue un momento increíble. Ya mi ansiedad desbordaba en mí por verle la cara a la pequeña en mis brazos después de semanas de que estuviese en mi panza. Fue por cesárea dado que el líquido había bajado a los límites inferiores de lo normal.,

Cuando el médico dijo “comencemos” me puse muy contenta pero”. Para, no entró mi esposo”

Si, dentro del momento más emocionante, más feliz faltaba mi esposo que no había ingresado al quirófano y comencé a ponerme nerviosa. Aun cuando ingresó él, los nervios, mezcla con ansiedad,  no se había ido y la anestesia no había tomado bien…

Las palabras del médico fueron “Dame 2 minutos más y ella estará afuera”. Así fue. Si bien tuvieron que darme un poco más de anestesia cuando abrí los ojos… La peque estaba afuera. Un cosquilleo en todo mi cuerpo, los ojos lagrimosos…mi beba, mi amor, el amor fruto del amor con mi esposo.

Es el día de hoy que cuando veo la primera foto con ella los ojos me lagrimean. Ella ya tiene 3 años y cada tanto se la muestro para decirle lo mucho que la quiero.

 

Todas las historias son reales y están publicadas bajo el consentimiento escrito de las personas. Si existe cualquier problema, ponte en contacto con admin@autocoaching.es



GRACIAS POR COMPARTIR donde gustes bajo normas COPYLEFT


Felicidad en tu Android

APP Apple Happiness Play

Felicidad en tu iPhone

APP Google Happiness Play



Pulsa aquí para estar más motivado y saber más sobre liderazgo personal, coaching y comunicación

Pin It on Pinterest

Share This