La felicidad es para mí una elección, pase lo que pase elijo ser feliz, ya que esto genera en mi organismo serotonina que es una sustancia imprescindible para tener buena salud y relaciones sanas.

El momento más feliz de mi vida fue cuando nacieron mis hijas Alejandra y Lucia, maravilloso, pelan y hoy al verlas crecer sanas, atinadas en la vida, sigo sintiendo esa misma felicidad de cuando nacieron, son mis alegrías de vivir, me llenan y las amo profundamente. Cuando conocí el amor incondicional, cuando ame profundamente me sentí plena y feliz, fueron esos instantes en la vida donde todo es maravilloso y tocas el cielo con las manos.

Hoy soy plenamente feliz ya que hago lo que me gusta, conozco el propósito de mi vida, doy sin esperar nada a cambio, tengo un alto nivel de autoconciencia y sobre todo en mi vida me hace feliz TENER UNA RELACION CON DIOS.

Tengo momentos plenos de felicidad, elijo la felicidad como camino, ya que es el mejor estado de ánimo que podemos tener como humano, al igual que el optimismo, la compasión y el amor.

 

Todas las historias son reales y están publicadas bajo el consentimiento escrito de las personas. Si existe cualquier problema, ponte en contacto con admin@autocoaching.es


IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft (información aquí).



Pulsa aquí para estar más motivado y saber más sobre liderazgo personal, coaching y comunicación

Pin It on Pinterest

Share This