El 31 de Julio nos embarcamos con mi familia en el OASIS OF THE SEAS donde todo fue espectacular pero nada comparable con la FELCIDAD del momento de entrar y admirar esa maravilla flotante además de poderlo hacer en compañía de mi familia.
No hay palabras para describir esta experiencia, hay que vivirla para comprobarla; relax, diversión, aventura, entretenimiento, comida, deporte y más y todo en la inmensidad del océano que es una demostración de la inmensidad de DIOS.

Todavía sigo FELIZ de haber podido realizar este sueño y ya empecé a ahorrar para el próximo crucero.

 

Todas las historias son reales y están publicadas bajo el consentimiento escrito de las personas. Si existe cualquier problema, ponte en contacto con admin@autocoaching.es


IMPORTANTE: Contenido regido bajo normas de Copyleft (información aquí).



Pulsa aquí para estar más motivado y saber más sobre liderazgo personal, coaching y comunicación

Pin It on Pinterest

Share This